martes, 31 de marzo del 2020

25 años de prisión para el dominicado que prostituia a 33 venezolanas

2:33 pm
0

Cansadas de la miseria y desesperadas por salir de Venezuela, país que le cerró  las puertas a la economía estable, 33 venezolanas creyeron ciegamente en las palabras de Jarvis Guerra Rodríguez, dominicano-estadounidense que, por medio de terceros, les ofrecía pagarles el traslado hasta República Dominicana y ponerles a trabajar en una discobar.

Ángela Isaura Campusano Santos, venezolana, dice ante la corte de Guerra se aprovechaba de la vulnerabilidad de sus connacionales y de los contactos que tenía en Venezuela para captar mujeres con el objetivo de explotarlas sexualmente.

Según las investigaciones preliminares, Guerra era el dueño de Pink Pony Bar, un centro de diversión que fue clausurado en 2018 por su cuestionable legalidad.

Lea también: 16 años de prisión por asesinar a una venezolana en Costa Rica

Tras el juicio, Guerra fue hallado culpable del delito de explotación sexual de 33 mujeres de nacionalidad venezolana y condenado a 25 años de cárcel, pena máxima para este crimen en el país caribeño. Por la misma, el acusado también deberá pagarle 500.000 pesos a cada una de sus víctimas por daños y perjuicios y; fue despojado de todos sus bienes. En total, deberá para el equivalente a 303.600 dólares.

Por su parte, Campusano quien es una de las prostitutas de Guerra fue condenada a 20 años de reclusión por practicar la prostitución.

Ambos fallos fueron dados por el Primer Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional de República Dominicana y hecho público la mañana de este jueves 20 de febrero.

Por Elly Hernández 

Únete a nuestras redes: 

Whatsapp https://chat.whatsapp.com/LlJBOTS1Sa37K1m4xwOvQw

Facebook https://facebook.com/elperiodicodemonagas/

Instagram https://instagram.com/elperiodicodemonagas/

Twitter https://twitter.com/elPeriodicoDM

Telegram https://t.me/Elperiodicodemonagas

Se el primero en comentar

+ 81 = 91

WhatsApp Únete a nuestro WhatsApp