martes, 31 de marzo del 2020

Bacelar: “Estando lejos de tu familia descubres lo importante que son tus seres queridos”

8:22 pm
0

Como a muchos venezolanos, la crisis del país la obligó a tomar otros destinos muy lejos de su tierra. Tener que emigrar sola no fue fácil para Daniela Bacelar, periodista monaguense que durante varios años se desempeñó en varios medios de comunicación regional en la cobertura de diferentes fuentes, pero su especialidad, la deportiva.

Estar lejos de su familia ha sido para la comunicadora social, una de las experiencias más duras que ha tenido que sortear en los casi dos años que tiene residenciada en Argentina, pero que como mujer venezolana ha sabido sobrellevar.

-¿Cómo fue su experiencia cuando le tocó emigrar, qué sintió al momento de tener que dejar tu país?

-Tomar la decisión de emigrar es tan difícil al pensar que te separas de tu familia, amigos, tu hogar, tu tierra, tus costumbres… es una mezcla de sensaciones, pero sin duda la tristeza es la principal.

Lea también: La propuesta de matrimonio de Nicky Jam fue decorada por venezolanas

El día que me tocó decir adiós a mi familia no lo olvido más, hasta ahora es el día más triste de mi vida. Me tocó venirme estando enojada con mi hermano y era un dolor inmenso. Luego pudimos arreglar nuestras diferencias y nos reencontramos en Paraguay en mis pasadas vacaciones y se convirtieron en mis mejores días. Estando lejos descubres que la familia es lo más valioso que tienes y los momentos vividos con los seres queridos son lo máximo.

-Al momento de llegar a otra nación, la prioridad del venezolano que emigra es buscar un empleo, ¿fue fácil conseguirlo, qué trabajos le tocó desempeñar?

-Llegué a Argentina el 12 de abril del 2018 y fue hasta el mes de julio que me llamaron de mi actual empleo, en el cual me he desempeñado en varios puestos.

Antes me dediqué a hacer postres y dulces para poder costear mis gastos. Fueron tiempos muy difíciles.

En esos meses previos, me tocó ser moza en un restaurante y protocolo en el mismo lugar.

-Su pasión como periodista ha sido la fuente deportiva y en Argentina el fútbol se vive con mucha intensidad, ¿siente nostalgia al escuchar a esos narradores y comentaristas deportivos?

-No siento nostalgia, al contrario, tengo fe que algún día volveré a hacer lo mío, lo que estudié y en lo cual me formé. Admiro a los periodistas deportivos de Argentina, por su pasión y entrega, aprendo muchísimo de ellos también.

-Adaptarse a otro país donde sus costumbres, la gente, el clima, entre otros es tan diferente al de Venezuela puede ser complicado, ¿cómo fue ese proceso para los primeros meses?

-Aún no me acostumbro a salir de casa y que la temperatura esté a 0°. Lo peor de esta experiencia es el frío, lo odio (risas).

Pero sin duda, las comidas, los olores, el transporte, la gente no es la misma.

Los primeros días fueron de conocer, experimentar, probar cosas nuevas, algunas resultaban bien y otras no tanto.

Las costumbres son diferentes, en Venezuela mi mamá me despertaba con el olor a café, aquí toman mate todo el día y de verdad que no puedo cambiar mi café por esa hierba (risas).

-En otros países se han registrado muchos casos de xenofobia hacia el venezolano, ¿ha conocido casos en Argentina?

-Argentina es uno de los países que mejor trata a los venezolanos y estoy eternamente agradecida por ello y por toda esa gente linda, bondadosa y hospitalaria que Dios ha puesto en mi camino. Pero como no todo es color rosa... he visto como argentinos miran feo, maltratan verbalmente a venezolanos.

A mí me ha pasado en mi trabajo, me han dicho que me devuelva a mi país porque nosotros le quitamos los empleos a los nativos.

Al principio me hacía daño, ahora solo lo dejo pasar.

El venezolano que emigra sale a trabajar, a luchar y a dar lo mejor de si, eso a muchos les molesta, pero a la gran mayoría les gusta y nos admiran.

-¿Qué es lo que más extrañas de Venezuela?

Lo que más extraño de Venezuela es mi familia. Lo descubrí cuando los vi en Paraguay, a mi papá y a mi hermano. Pero hay muchas otras cosas que extraño y no me acostumbro a no tenerlos.

Las playas de Venezuela son una belleza y un placer enorme para mí estar en alguna. En mi día a día en Buenos Aires no puedo ni pensar en ir a la playa, porque me queda lejos.

Extraño las comidas de mi país, la sazón de mi madre y mi abuela…

Extraño a mi gente, su tonada característica. Nada como estar en tu tierra.

– Cuando llegan fechas especiales en la que normalmente se celebra entre familia, ¿cómo te sientes al estar tan lejos y no poder recibir ese abrazo de tus seres queridos?

-Estas fueron las segundas navidades lejos de casa. Las primeras no me afectaron tanto como estas.

Pero al estar sola, estos son los días que más te afectan cuando emigras. Las costumbres en las fechas especiales tampoco son las mismas, las comidas tampoco. Lloré muchísimo, luego recordé mi propósito y disfruté de las fiestas decembrinas.

De igual manera, me siento privilegiada por las personas que Dios ha puesto en mi camino.

Por: Jefferson Civira

Únete a nuestras redes: 

Whatsapp https://chat.whatsapp.com/LlJBOTS1Sa37K1m4xwOvQw

Facebook https://facebook.com/elperiodicodemonagas/

Instagram https://instagram.com/elperiodicodemonagas/

Twitter https://twitter.com/elPeriodicoDM

Telegram https://t.me/Elperiodicodemonagas

Se el primero en comentar

+ 89 = 98

WhatsApp Únete a nuestro WhatsApp