jueves, 12 de diciembre del 2019

Bestialismo

3:26 pm
206
0

El mayor triunfo de la gente mala es volvernos mala gente. El capitalismo busca animalizarnos. Cuando no conseguimos alimentos o una medicina para un niño enfermo nos volvemos bestias. Somos entonces capaces de las peores violencias, las miserias más abyectas, las deshonras más ignominiosas, sobre todo cuando nos va la vida en ello. Por eso es tan prodigioso que estemos manteniendo la dignidad.

No vivimos; sobrevivimos. Los supervivientes pueden volverse caníbales como aquellos del famoso accidente aéreo de Los Andes. Cuando nos ponen en situaciones extremas desarrollamos conductas extremas, tenemos que elegir entre la sordidez y el heroísmo, a menudo los dos al mismo tiempo, como estamos viviendo hogaño.

Así comienza la novela Historia de dos ciudades de Charles Dickens: «Fue el mejor de los tiempos, fue el peor de los tiempos, fue la edad de la sabiduría, fue la edad de la idiotez, fue la época de la fe, fue la época de la incredulidad, fue la estación de la luz, fue la estación de la tiniebla, fue la primavera de la esperanza, fue el invierno del desaliento». Hablaba de la Revolución Francesa. Tenía razón porque en ese tiempo pasó lo mejor y pasó lo peor, como en nuestra Guerra de Independencia, que dio los héroes mejores como Bolívar y los traidores peores como Santander.

¿Cómo se vive en tiempos así? Como en estos días: esquizofrénicamente, dando lo mejor y lo peor de que somos capaces. Trump quiere que entreguemos la patria a lo peor y lo que está consiguiendo es que nos volvamos mejores cada vez. A menudo el mismo día, en el mismo minuto.

Sartre decía que en una cámara de tortura estaban deshumanizando a un hombre. Si delataba a sus compañeros se volvía un traidor, pero si no los delataba se volvía un héroe. En ambos casos lo están deshumanizando, concluía Sartre. Por eso digo.

¿Qué hacer? Y sobre todo ¿cómo hacer? Inventamos o erramos, recomendaba Simón Rodríguez, aunque a menudo inventamos y también erramos.

No soy proclive a buscar culpables, pero como que nos está quedando claro quiénes son, en estos mejores y peores tiempos. Al menos yo lo estoy teniendo bien claro. Trump propone combatir los huracanes con bombas atómicas. Tú me dirás.

Por: Roberto Hernández Montoya

Se el primero en comentar

6 + 1 =

WhatsApp chat