martes, 25 de febrero del 2020

Casi 400 venezolanos han muerto en la frontera con Colombia

12:17 pm
0

Durante los últimos años, la frontera de Colombia ha sido el puente más importante para la población migrante venezolana que busca un mejor futuro, desde que comenzó a recrudecerse la crisis económica en el país.

Pero este cruce ha incluido tantos riesgos extremos para los criollos, que inclusive, han llevado a otros hasta la muerte.

Y es que un informe ofrecido por la Fundación Paz y Reconciliación detalló que cerca de 400 migrantes venezolanos, 378 para ser exactos, fueron asesinados en la zona fronteriza, entre 2017 y 2019.

Unos 4.911 patriotas han muerto en los últimos siete años en el área volátil, menciona la organización mediante su informe «Sin Dios ni Ley. Análisis de la situación de seguridad en la frontera colombo-venezolana».

Allí también se expresa que la guerra entre distintos grupos armados ilegales, se intensifican en esa trocha, lo que daría lugar a estos acontecimientos en contra de la población migrante.

«La actual dinámica de seguridad en la frontera presenta un recrudecimiento de la violencia y el incremento de los escenarios de riesgo, no sólo para los migrantes de Venezuela, sino también para los colombianos y colombianas que residen o transitan por esta zona del país», agrega el documento.

Además, indica que un total de 71 niños, niñas y adolescentes han sido incursos a los grupos paramilitares, mientras que 71.561 personas han sido expulsadas forzosamente y 203 secuestradas.

Lea también: Rebelión: Soldado tailandés mató a 20 personas y se refugió con réhenes en un centro comercial

Frontera convulsa

La frontera terrestre que comparten Venezuela y Colombia cuenta con un recorrido de 2.219 kilómetros que inician desde la zona desértica del norte hasta las selvas del Orinoco y el Amazonas, en el sur.

Esta distancia, vive desde hace varias décadas el tránsito ilegal de gasolina y mercancías, así como de traficantes de drogas y armas. La ruptura entre el gobierno de Colombia y Venezuela que lleva casi un año, agravó aún más esta situación.

Unos 28 grupos armados ilegales, entre ellos, el ELN, operan en la frontera, según revela el informe de la Fundación.

«Estructuras como las del ELN y los Grupos Armados PostFarc pueden identificarse a lo largo de los siete departamentos fronterizos, concentrándose especialmente en los de Norte de Santander, Arauca y Vichada», precisa el documento.

Lugar de bandas criminales

No hay que dejar de un lado las organizaciones criminales que operan en la región colombo- venezolana, pues allí existen alrededor de 13 grupos irregulares como el Ejército Popular de Liberación, a quien el gobierno considera como una banda delictiva.

Por el lado colombiano, se encuentran Los Rastrojos y el Clan del Golfo, quienes están integrados por disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Aunado a ello, unas 14 organizaciones criminales de carácter transnacional, como los Pranes y el Cartel de Sinaloa, se movilizan también entre ambas naciones.

La Human Rights Watch presentó el pasado 22 de enero un documento donde asegura que los ciudadanos residen bajo el feroz control de las bandas. Indicó que los guerrilleros son la policía, quienes tienen el control social en el departamento colombiano Arauca y el estado venezolano de Apure.

Disputas por terreno

Tomar el control de las comunidades fronterizas requiere para los actores ilegales de una guerra abierta entre sus organizaciones, desatando la violencia y el desplazamiento de la ciudadanía.

Otro documento redactado por Pares indica que «por ejemplo, una disputa de carácter regional que involucra al ELN y al EPL en Norte de Santander en dos zonas, el Catatumbo y el área metropolitana de Cúcuta».

Catatumbo, una región colombiana, está integrada por los municipios de Tibú, El Tarra, Sardinata, El Carmen, Convención, Teorama, San Calixto, Ocaña, Hacarí, La Playa, Ábrego y Bucarasica.

Actualmente, la última localidad sufre una disputa entre grupos irregulares, quienes buscan controlar la cadena del narcotráfico, y como muestra de su poder, el Ejército de Liberación Nacional alertó sobre un “paro armado” de 72 horas desde el 14 hasta el 17 de febrero en Catatumbo.

«El ELN se ha aliado con una serie de colectivos venezolanos y el EPL se ha aliado con el Clan del Golfo y bandas locales para resistir la ofensiva del ELN», afirmó la fundación.

Aunque hay espacios en una tensa calma, el documento advierte se prevén enfrentamientos en los próximos meses, que vendrían por los distintos grupos surgidos luego de la desmovilización de agrupados con Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez.

«Se están reagrupando, al menos, en tres organizaciones de tipo regional y la disputa es inminente», reza el texto.

Por José Alexander Piñango  @pjoalex958

Únete a nuestras redes: 

Whatsapp https://chat.whatsapp.com/LlJBOTS1Sa37K1m4xwOvQw

Facebook https://facebook.com/elperiodicodemonagas/

Instagram https://instagram.com/elperiodicodemonagas/

Twitter https://twitter.com/elPeriodicoDM

Telegram https://t.me/Elperiodicodemonagas

Síguenos en las redes sociales

Se el primero en comentar

3 + 6 =

WhatsApp Únete a nuestro WhatsApp