viernes, 20 de septiembre del 2019

Comer tres veces al día es una rareza para algunas familias en Maturín

7:44 pm
355
0
Compartir

La difícil situación económica que viven muchas familias venezolanas hace que cada vez limiten más su consumo y ahora coman una o dos veces al día, ingerir las tres papas es una rereza.
A Nubia González, quien tiene a su mamá de 75 años con notable cuadro de desnutrición, le causa mucha tristeza no tener que darle de comer, o por lo menos comprar los alimentos que requiere y es que con la pensión que precibe es poco lo que puede adquirir.
En su casa, ubicada en la carrera 10 de Los Cocos, viven 11 personas, entre ellas tres niños que también tienen problemas de mal nutrición, los hijos de González que ya están grandes, no tienen empleo fijo, por lo que “matan tigres” como caleteros o vendiendo algo en el mercado Los Bloques.
Los 20 de cada mes es cuando reciben una bolsa de alimentos que les venden a través de Mercal, sin embargo eso les rinde solo para unos pocos días.
El consumo de proteínas para la familia de Nubia está prácticamente desaparecido del ya reducido menú diario, pues apenas de lo poco que hacen al día, alcanza para adquirir uno o dos kilos de sardina, casabe, un kilo de arroz, pescado o yuca, por ser lo más económico que se puede conseguir actualmente.
“Lo más que comemos son dos veces al día, muy rara vez se comen los tres platos, con los niños y mi mamá que es una persona mayor y con discapacidad se hace el esfuerzo para que no se acuesten con el estómago vacío”, comenta González con lágrimas en los ojos.
“Al despertar lo primero que hago es orar, me levanto, voy al mercado a ver qué me repara Dios, pero de verdad esto me causa mucha tristeza, estar en esta situación tan desesperante”, agregó. //Jefferson Civira

Compartir

Se el primero en comentar

+ 55 = 58

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
WhatsApp chat