miércoles, 24 de abril del 2019

Helados artesanales con amor

8:57 pm
354
0
Compartir

Si uno entra en la página de instagram de “Helados Cibao” se encontrará con este lema “no es más feliz el que lo tiene todo sino el que más helado come”, Leandro Rojas y su esposa Iracema Palacios siguieron la tradición de esta empresa familiar que inició su suegro Leandro y todo el mundo conoce en pleno centro, a escasos metros de la avenida Juncal, el restaurante de los dominicanos, que es de donde es oriundo el señor Leandro, padre de esta criatura, y ¿Quién no ha probado los sabores menestrones o sus empanadas?.

Un huequito que fue creciendo y hace unos meses la pareja de Leandro e Iracema pensó en cómo ocupar el espacio de la tarde ya que el restaurante cerraba sus puertas en la mañana y fue cuando surgió la idea de los helados.

Se trata de Helados artesanales elaborados también por dominicanos, por los momentos tienen diez sabores entre los que destacan el de almendra, chocolate oreo, bom bom y para el Día de los Enamorados ofrecen rifas, todo a través de las redes que le invitamos a buscar @heladoscibao

El dulce sabor del pan

Hace 8 meses atrás Ileana Jiménez, abogada y para quien el mundo de las ventas siempre ha sido su fuerte, se encontró con la perspectiva de irse del país o encontrar otra cosa que hacer que no fuera las ventas inmobiliarias a las cuales se había dedicado toda su vida.

Hizo un curso para chef y lo que la atrapó fue la panadería, así nació “Los pancitos de Nana” utilizando el nombre popular que le pusieron sus sobrinos. Trabaja todo los días porque los domingos son los días en que hay más encargos, trabaja desde su casa y los pedidos los pueden hacer vía mensaje de texto por el 04149976722. “Todo gusta, pero sobre todo los golfiados”.

Elabora pan francés crujiente, gustan mucho las tunjitas sin dejar de mencionar a los cinamon rolls que será su fuerte en esta celebración del Día de los Enamorados. “Será un buen regalo, mis panes surgen de esa bajada de azúcar de las tardes, o de la hora del café en una conversación”. // Ernestina Herrera

Compartir

Se el primero en comentar

82 + = 90