miércoles, 12 de agosto del 2020

Hasta dos kilómetros recorren para abastecerse de agua en Los Godos

8:05 pm
0

La falta de agua en la parroquia Los Godos sigue siendo el principal problema que padecen los vecinos que allí habitan, muchos deben caminar largos trayectos hasta otros sectores que pueden ser entre uno y hasta dos kilómetros, lo que ha afectado la salud de algunos habitantes que se han enfermado de hernias, dolores en la columna o de las rodillas.

 

Tal es el caso de Óscar Vásquez quien reside en el sector Los Pinos y asegura que todos los días debe caminar alrededor de mil metros desde su casa hasta una toma ubicada detrás del Centro de Diagnóstico Integral (CDI) de Los Godos, donde también funciona un mercado comunal. Afirma que a diario puede hacer más de 10 viajes cargando un botellón en el hombro, pues no cuenta con una carrucha para hacer menos cansado el trayecto.

Lea también: Trabajadores de la Alcaldía no descartan el paro indefinido

“Tenemos más de diez años con este problema del agua, uno tiene que pararse bien temprano y ya a las 6:00 de la mañana hay una cola larguísima para llenar los botellones y pimpinas. Yo que vivo en Los Pinos tengo que caminar como un kilómetro, hacer mi cola para llenar el botellón y luego cargarlo hasta mi casa, eso me ha traído dolores en la espalda, en la cervical, las rodillas, ya uno está mayor y eso pega”, expresa Vásquez.

Agrega que aunque la gobernadora ha afirmado en varias oportunidades que ha entregado bombas de agua en el referido sector de la parroquia homónima, Vásquez niega que eso haya ocurrido y cuando envían las cisternas, el agua que reciben es sucia, lo que según afirmó, ha generado enfermedades en los más pequeños, tales como diarrea y vómito.

“Solo esta semana he visto cerca de ocho niños que se han enfermado con vómito y diarrea. Aquí en Los Godos hay cuatro pozos y el único que funciona es el del CDI, y abren la toma a las seis de la mañana hasta las dos y luego vuelven a abrir a las 6:00 de la tarde, pero está el temor que por ser de noche ocurran atracos”, aseveró.

Franyer Velásquez, quien vive a dos cuadras de donde se abastecen del recurso hídrico, comentó que desde muy temprano hacen cola y unos 12 viajes para llenar el pipote de su casa, pero a veces por a la cantidad de personas, hace menos viajes porque cierran antes de las 2:00.

“Aquí los más afectados son las personas mayores que no les queda otra que tener que cargar con sus botellones u otro recipiente porque en la mayoría de los casos viven solos.

Eso hace que se enfermen, también uno ve niños con botellas de dos litros o litro y medio llevando agua a sus casas. Además de eso hay que perder días de trabajo por estar en esto, conozco gente que por llegar tarde los regresan, ya uno no sabe cómo pedirle a las autoridades que resuelvan este problema que afecta a muchas familias”, añadió Velásquez.

Al momento de la cobertura de esta nota, se pudo conocer de vecinos provenientes de Los Guaritos que caminan casi dos kilómetros, pues tampoco cuentan con el vital líquido, por lo que deben atravesar varias calles, incluso a riesgo de ser arrollados.

Por: Jefferson Civira

Únete a nuestras redes: 

Whatsapp https://chat.whatsapp.com/EuYqWnEsW8v6M929v9VcT3

Facebook https://facebook.com/elperiodicodemonagas/

Instagram https://instagram.com/elperiodicodemonagas/

Twitter https://twitter.com/elPeriodicoDM

Telegram https://t.me/Elperiodicodemonagas

Se el primero en comentar

61 + = 69

WhatsApp chat