domingo, 16 de febrero del 2020

Inducir a emigrar es delito

2:24 pm
0

Algunos países castigan en su legislación penal un delito poco conocido pero que se relaciona con el fenómeno de la emigración. Este delito es el “fraude en emigración” y lo comete la persona que, con un fin de lucro, induzca a emigrar, engañando a cualquiera, con hechos que no existen o dándole falsas noticias. El Código Penal venezolano (art. 465) es uno de los pocos que tiene este delito, por influencia del Código Penal italiano de 1889, mejor conocido como Código de Zanardelli.

Lea también: Una nueva Asamblea Nacional

Lo que se castiga es la inducción a emigrar. Emigrar es abandonar la Patria para residir en el extranjero. En otros países se pretende castigar el hecho de ser “inmigrante”, como fue el caso de Arizona, EEUU, donde la Ley SB 1070, promulgada por la gobernadora republicana Jan Brewer, criminaliza al inmigrante. Lo más grave es que ahora, a los venezolanos que llegan como inmigrantes a países vecinos, los maltratan y son víctimas de xenofobia; en cambio, los nacionales de esos países que hoy permiten ese odio vivo contra los venezolanos siempre han sido bien recibidos en nuestro país. Aquí no hacemos diferencias ni discriminaciones.

Repito, aquí se castiga al que, con un fin de lucro, induzca a otro a emigrar, engañándolo con hechos que no existen o con falsas noticias. Eso ha sucedido en estos tiempos de crisis y muchas personas han sido engañadas; le pintan un país extranjero de bienestar, de trabajo y de buen vivir. Sobre todo, países sin desarrollo social y grandes periferias de pobreza. Bajo ese engaño, de cosas y paraísos que no son verdades, o de trabajos bien remunerados “al llegar”, son instigados a salir del país. Esas personas, atraídas por el espejismo de la emigración, provocado por el engaño, están dispuestas a creer lo que oyen, caen en el error y entregan el dinero que le piden. Al final, todo termina en el fraude.

El fenómeno de la emigración es ahora muy complejo. Se ha convertido en un gran negocio de particulares y gobernantes. ¿Saben una cosa? En la época colonial el “ius migrandi” sirvió para que hombres y mujeres de otros continentes llegaran a estas tierras. Nadie los reprimió. Pero hoy no es así. En la actualidad, Europa y de un tiempo para acá EEUU, incluso algunos gobiernos latinoamericanos, vienen mostrando una indigna conducta de aversión y violencia, o de leyes discriminatorias, contra los inmigrantes, sometidos al castigo del odio y de la intolerancia. 

Por: Beltrán Haddad

Únete a nuestras redes: 

Whatsapp https://chat.whatsapp.com/C921iXjBrpBLm4x7Xw4u47

Facebook https://facebook.com/elperiodicodemonagas/

Instagram https://instagram.com/elperiodicodemonagas/

Twitter https://twitter.com/elPeriodicoDM

Telegram https://t.me/Elperiodicodemonagas

Síguenos en las redes sociales

Se el primero en comentar

77 + = 82

WhatsApp Únete a nuestro WhatsApp