domingo, 17 de noviembre del 2019

Lo mataron a tiros el Día del Padre a la puerta de su casa

9:57 am
2.933
0

Quien asesinó a Carlos Rafael Fuente, de dos impactos de bala a tempranas horas de ayer, lo conocía; lo llamó por su apodo como lo hacían sus amigos de confianza. Aun no había amanecido este domingo. El día del padre no solo inició con una leve llovizna, sino que también tiñó de sangre la transversal 7 del sector 2 de Sagrado Corazón de Jesús en La Invasión de La Puente.

Ya a las 4:30 am, Fuentes estaba despierto como de costumbre, varios golpes en el portón de su vivienda le llamó poderosamente la atención, “se acercó para ver quien llamaba a la puerta pero nunca abrió”.

Vecinos de la víctima aseguran que, quien arribó al sitio muy temprano en busca del hombre de 30 años, lo llamó por el remoquete de “Cameco”, como le dicen desde hace varios años.

“Pensó que se trataría de algún conocido y abrió la puerta consiguiéndose con la muerte”, contó un allegado al hoy occiso. Ocurrió que cuando Fuentes abrió la puerta de su casa le efectuaron varios disparos, hay quienes dicen que escucharon alrededor de cinco impactos de bala.

El homicida disparó en su contra repetidas veces y a quemarropa; no intercambiaron palabra alguna y luego se marchó corriendo del sitio.

Carlos Rafael, aturdido por las heridas en su intercostal y brazo izquierdo respectivamente caminó hasta la sala de su casa y se desplomó sin vida.

Su esposa e hijos se despertaron con la amarga sorpresa, la pareja de Carlos salió corriendo pidiendo auxilio a sus vecinos, pero cuando llegaron a ayudarlo ya no tenía signos vitales.

Experticias

Los detectives del eje de Investigación de homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), llegaron al lugar del suceso para realizar las experticias forenses; varios casquillos de balas estaban regados en la entrada de la residencia, la puerta principal estaba bañada en sangre así como también el piso de tierra hasta la sala del inmueble. Durante las pesquisas, los detectives observaron la marca de un proyectil en el marco de la puerta y en una de las paredes, solo dos plomazos bastaron para dejar sin vida al hombre. //Omar Padrón


Se el primero en comentar

+ 80 = 84

WhatsApp chat