viernes, 13 de diciembre del 2019

MAELECAD 2019

1:47 pm
193
0

A invitación de Bernabé Gutiérrez y Sandra Alfaro asistí el pasado sábado en Maracay al MAELECAD 2019. En un ambiente de euforia y cual reencuentro familiar, unos 6 mil dirigentes de Acción Democrática nos congregamos en la sede del Colegio Médico de la capital aragüena; presentes los Miembros del Comité Ejecutivo Nacional y los Comités Sectoriales, de los Comités Ejecutivos de las 25 Seccionales, los Secretarios Generales y de Organización de los Municipios y Parroquias del país, Gobernadores, Diputados, Alcaldes, a la cabeza Henry Ramos Allup y como invitado muy especial Juan Guaidó.

La maquinaria electoral de Acción Democrática, hombres y mujeres de toda edad –con una numerosa presencia juvenil-, de variada condición social, aunque un amigo de Trujillo a mi lado advirtió “aquí no hay diferencias sociales porque ahora todos somos limpios”, de distinta formación, estaba allí, “en carne y hueso” en contra de todo pronóstico y para desdicha de quienes desde el mismo 13 de septiembre de 1941 han apostado a la desaparición del con sobrada razón denominado “Partido del Pueblo”.

Buena parte de los asistentes amanecieron en carretera; viajaron por horas desde cualquier rincón de Venezuela, en vehículos destartalados, con la vianda a cuestas y la camisa blanca bien planchada para no más llegar ponérselas y lucir orgullosos el color y los símbolos del adequismo. No hubo viáticos ni listados de obligados, sin excepción acudieron contentos a una nueva cita con lo que, a decir del comunicado del entonces CEN clandestino se respondió a la disolución de AD  por parte de la dictadura militar en 1949,  es “un sentimiento popular”.

La maquinaria electoral, tantas veces denostada –“por los envidiosos compañero” afirmó alguien detrás mío cuando hablamos de quienes la cuestionan- es clave en el arraigo de AD. En los orígenes, cuando muerto Gómez, arreciaron las luchas por democracia, mientras unos discurseaban y otros criticaban echándose palos en las esquinas –los “influencers” de ayer- Rómulo Betancourt se empeñó en construir una organización que en sus palabras hiciera que “ni un solo pueblo, ni un solo caserío sin un comité del Partido”.

Chávez proclamó envalentonado, por primera vez en un mitin en la avenida Juncal de Maturín-y no es cuento de camino porque yo oí de primera mano la grabación- que freiría la cabeza de los adecos en aceite y mientras hoy el comandante eterno se pudre quien sabe en que paila del infierno, los adecos resisten y se preparan a ser coprotagonistas en la construcción de una nueva nación. Por cierto, mucho sifrinito que nunca ha pisado un barrio, ni reunido a más de veinte personas, pretende emular a Chávez y acabar con los adecos a golpe de redes sociales y de “fake news” sin entender la fuerza telúrica que es AcciónDemocrática. Y si lo dudan, revisen las varias revalidaciones a  las que el tramposo CNE sometió no hace nada a los partidos políticos venezolanos y verifiquen quienes lograron superar largamente las duras exigencias y de primeros una y otra vez o consulten cualquier encuesta, ninguna afín a AD, para que vean cual es la organización opositora que recoge las mayores simpatías populares.

A las palabras de Guaido, en el MAELECAD 2019, la dirigencia adeca aplaudió entusiasta y los gritos de “compañero” sellaron en Maracay una alianza que potenciará el liderazgo del joven diputado en quien confiamos para que prontamente cese la usurpación.

De la intervención de Henry Ramos Allup, pudiéramos pasar horas comentando pero en esta oportunidad destacamos la mención a Edgar Zambrano, prisionero en las másabyectas condiciones y por cuya libertad clamamos unánimemente.

Muchacho yo asistí al sepelio de Rómulo Betancourt y aún recuerdo frase de Gonzalo Barrios en la despedida del líder en el cementerio” “es fácil dar la vida por una causa en un minuto; lo difícil es dar cada minuto de la vida por una causa”.

Miles de dirigentes de AD, ofrendan contentos cada minuto de sus vidas por las mejores causas y tanto que dan más temprano que tarde derivará en la Venezuela de nuestros anhelos.

Por: Luis Eduardo Martínez Hidalgo 

 

 

 

Se el primero en comentar

6 + 2 =

WhatsApp chat