domingo, 24 de marzo del 2019

Raimundo Baquero y las raíces del Mono: “Aquí se bailaron las danzas indígenas mucho antes de la fundación de Caicara”

12:31 pm
437
0
Compartir

Redacción.- Los orígenes del baile del Mono indudablemente tienen su raíz indígena y ha sufrido una serie de transformaciones culturales que aún se mantienen. El profesor Raimundo Baquero, investigador y estudioso de los orígenes de Caicara de Maturín y del Mono como tradición folklórica, revela una serie de datos importantes en conversación con El Correo del Guarapiche.

“Aquí se bailaron las danzas indígenas mucho antes de la fundación de Caicara, pero fueron desplazados luego por los españoles”, dijo Baquero en casa natal, ubicada en la calle Girardot de Caicara.

En una primera etapa – refiere el entrevistado- el 80% de la población vivía en el campo y asistían a las fiestas religiosas, entre ellas el “Día de los Inocentes”; acompañaban estas fiestas religiosas, con sus músicas y con sus costumbres indígenas y criollas que se mezclaban, en un conjunto multiétnico.

La música incluía mare-mare y sus similares, con acompañamiento de los carrizos, principalmente de los chaimas del norte, en un mestizaje cultural y racial.

En las ordenanzas de Zaragoza de 1511 y luego las leyes de Burgos de 1572, cita Baquero el escrito de Alberto Pérez, “Caicara Tierra Viva de Monagas”, “nuestra voluntad es que a los indios se les busque por todos los mejores medios que se pudiesen hallar para inclinarlos a las cosas de nuestra fe católica es; obedeciences a ir más lejos de una legua” a misa los domingos y fiestas.

Para el investigador Baquero es interesante esta ordenanza porque para la época de los años 50, las parrandas que estaban en los vecindarios, el jefe civil le pasaba una comunicación a los comisarios de los sitios para que se presentaran con esas parrandas el 28 aquí en Caicara, “era tradición que ellos tenían esos recuerdos de las cosas religiosas como una especie que venía del Papa y luego se adapta aquí en Venezuela, esas tradiciones las tenían”, dijo el académico.

Antiguamente las parrandas se llamaban partidos y después de la Guerra de Independencia, todo lo llaman partido y era revolucionario, y eso se trasladó a las cuestiones del 28 con la parranda de San Pedro, quien fue representada por el abuelo de Raimundo Baquero, Pedro Corvo.

La mezcla ancestral de las familias moneras permanece en el tiempo. El investigador refiere que la gente de Bajo Grande es la misma familia de La Meseta, San Ramón y Chacaracual. El bandolinista que toca en la parranda de Bajo Grande de apellido fuentes es primo de Zaragoza, el bandolinista de la parranda San Pedro y, es la misma familia, desplazada a los vecindarios.

Antiguamente en Caicara se bailaba Marisela y Mare Mare. Raimundo leyó un extracto del libro de Juan José Ramírez, “Remembranzas Caicareñas”, donde refiere un testimonio importante: “Consultadas algunas ancianas entre ellas, la virtuosa maestra Domitila campos Alemán y Jorgito Tailor de 86 años, no recuerdan que en sus mocedades se bailase en su pueblo el Mono, pero si hace remembranzas del baile del Mare Mare, de las fiestas del 28 y de las parrandas que acudían presurosas de todos los vecindarios, encabezadas por sus comisarios y personajes importantes”.

Otro relato citado por el entrevistado es el de Rafael Naranjo Ostty: “Me parece estar bailando en esta misma plaza la Marisela en las alegres madrugadas de los 28 de diciembre con frescas muchachas campesinas al rítmico sonar de los tambores del partido de Pedro Corvo, del Bajo Grande, del partido Canaguaima”.

Entre 1945 y 1946 Raimundo Baquero vio bailando el Mono por primera vez durante una madrugada en la casa de su tía Maria Guevara. En la sala alguien dijo: “vamos a bailar el Mono y vi que gente mayor lo estaba bailando con marisela y otras cosas”, informó el profesor, al agregar que desde esa época se empezó a robarle el baile a la gente pudiente de aquí de Caicara y es cuando empieza a ser pueblo.

Compartir

Se el primero en comentar

8 + 1 =