martes, 23 de julio del 2019

A oscuras

4:21 pm
107
0
Compartir

En los últimos días nos quedamos a oscuras en términos de dirección política, en tanto las decisiones del gobierno bolivariano tuvieron limitaciones para que se tradujeran en acciones específicas del Estado.  Se afirma lo anterior, cuando se  constata, primeramente, la ausencia de información en grandes sectores del país; en segundo lugar, el limitado control de aspectos claves para operar en esta contingencia, tales como almacenamiento y expendio de agua, combustibles, y alimentos, igualmente los servicios de salud prioritario y orden público, entre otros. Finalmente se observó una inadecuado y  tardía coordinación entre los distintos niveles de gobierno, es decir nacional, regional y local.

El presidente Maduro está facultado por nuestra carta magna para decretar estados de emergencia y se comprenden las razones políticas por las cuales no se hizo efectivamente, pero eso no descarta que la acción del gobierno bolivariano debía ser como si efectivamente se estuviese dando, pues, si no se realiza, se compromete vidas y recursos necesarios para asegurar el bienestar mínimo de la población. En consecuencia informar es vital, pues genera certezas; asegurar recursos es fundamental, pues se requiere hacer uso de estos racionalmente; asegurar la coordinación interestatal es cardinal, porque permite orientar conductas en una sola dirección. En resumen, no se declara que hay una emergencia, pero se actúa como tal.

Nos quedamos a oscuras como pueblo, cuando tuvimos capacidades limitadas para responder a esta situación de contingencia. Si bien es cierto que se dieron acciones solidarias y otras no tanto en las comunidades, en la mayoría de los casos las organizaciones sociales y comunales se quedaron paralizadas “esperando la línea”. Hoy es un desafío como pueblo contar con capacidades colectivas para operar en situaciones de contingencia y para ello es clave que las organizaciones desde una perspectiva autónoma y coordinando con los órganos del Estado desarrollen mecanismos de acción viables, en diversos escenarios, teniendo como punto de partida el punto y círculo. Hoy es más razonable incorporarse en una dinámica de evaluación de las acciones implementadas en esta situación y recuperar los aprendizajes posibles, que comenzar a afianzar una retórica de la victoria, pues es claro que el gobierno bolivariano está logrando afectar las causas del ataque al sistema eléctrico; pero este tipo de ataques no cesarán y debemos mejorar nuestras capacidades de respuesta.

Por: Jesús A. Rondón

Compartir

Se el primero en comentar

52 + = 56

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com