jueves, 25 de abril del 2019

Entonces, ¿qué hacer?

10:21 am
108
0
Compartir

Cuando la pugna es el divisor de la cohesión de esta sociedad, y todos, de manera demencial, aplauden la estrategia de la escalada del conflicto, lo único que se puede esperar es la violencia sin futuro. En nuestro caso existe otro problema: la injerencia extranjera en el orden político-social. Y el desorden político convirtió en fuente de poder de la cual han abrevado los partidos para fortalecer sus posiciones, nacionales e internacionales.

Allí han ocurrido a pedir auxilio y los poderosos, USA y Rusia, en razón de su histórico enfrentamiento, montaron en nuestra geografía su ring para hacer mas cruentas sus disimilitudes. Así pasamos a ser convidados de piedra al banquete en que rifan nuestros recursos y de haber violencia, nosotros pondremos solo los muertos. Ante la violencia de los conflictos que pueden suceder, advertimos la falta de madurez y tino político de los líderes. Y concluimos a contravía, que la sociedad humana no ha creado sino una sola y absoluta e irrebatible verdad: la negociación política, vía para lograr el entendimiento y el cambio político. La historia lo ha demostrado con resultados concretos en Chile, Suráfrica, España, Nicaragua, Irlanda, Vietnam, Argelia, Colombia. ¿Qué temen quienes rehuyen la negociación?; simplemente, saber que deben exponer con claridad qué necesitan. Y reconocer que el oponente también tiene necesidades y que para cambiar, ambos, deben ceder e intercambiar.

Entender que el momento histórico necesita estadistas. Seres de grandeza capaces de pensar en el futuro de todos, sin frenos ideológicos ni atavismos de partidos con cultura facebook y cerebros y espíritu de parroquia.

¿Podrán dejar pensar solo como serán votados en las próximas elecciones? O en los negocios y movidas y contratos. 0 la manera de repartir los millones que nos tienen retenidos en bancos USA. Se requiere nuevos modos políticos que incluyan a todos los venezolanos, de a pie o de automóvil de escuelas o de colegios, obreros o empresarios. Todos.

¿Qué hacer?: aceptar que en Venezuela ningún grupo puede eliminar al otro. Nadie puede gobernar solo. Muchos quieren cambio, pero nadie acepta que el precio es negociar ¿Quién lo asume¿… Sin Trump ni Putin.

Por : Tulio Monsalve

Compartir

Se el primero en comentar

41 + = 46