martes, 23 de julio del 2019

Gerencia en Acción/ El cambio anhelado por los venezolanos

12:05 pm
68
0
Compartir

Todo proceso de cambio incluye una serie de etapas identificables. Existen muchos modelos y teorías de este tipo en la literatura universal, algunos complejos y otros simples. De acuerdo con el equipo humano de Gerencia en Acción uno que se debe recomendar porque tiene gran utilidad práctica, ha sido el ideado originalmente por Hinnings. Este modelo tiene las siguientes etapas: diagnosticar; identificar la resistencia; asignar responsabilidades; desarrollar y poner en marcha la estrategia y, coordinar,

Para llevar a cabo el primer paso que es el más importante de dicho modelo, se requiere hacer un diagnóstico de la Venezuela actual. Se puede inferir con mucha precisión que los resultados serían los siguientes: una superinflación -nunca vista en el planeta tierra-; no hay luz ni agua, sin teléfono ni internet, sin transporte público, sin hospitales ni medicinas, sin escuelas ni maestros, y con unos sueldos que no alcanzan para comprar comida indispensable para seguir sobreviviendo. La inseguridad se ha elevado exponencialmente y Venezuela es el segundo país del mundo más inseguro. Total destrucción del aparato productivo nacional, incluyendo a PDVSA. Enfermedades que se habían controlado y desaparecido en el país, de nuevo repuntando como un hecho significativo.

Las instituciones y organizaciones de aprendizaje totalmente en la ruina desde los niveles de preescolar hasta los de postgrado. No ha existido en mucho tiempo reposición y dotación oportuna del material didáctico de enseñanza. Las aulas y laboratorios en total abandono. Los maestros y profesores no tienen los recursos mínimos para garantizar un proceso de aprendizaje de calidad.

En todo procedimiento de cambio hay fuerzas que lo restringen o que se oponen al mismo. La primera de ellas es la misma naturaleza humana. Porque el ser humano es un “animal de costumbre” y esclavo de su propia experiencia, esto trae como consecuencia que se enfrentan a todo tipo de transformación en su entorno personal y social. Pero la fuerza que mas muestra resistencia al cambio deseado -por un altísimo porcentaje de la población venezolana-, son los representantes de este narco-corrupto-régimen. Llevan veinte años de fracasos y siguen empeñados en recorrer el mismo camino que sólo ha traído, destrucción, corrupción, miseria y sufrimientos. Lo más grave es que se niegan a aceptar la menor crítica, persiguen a los que las hacen, y siguen culpando de todos los males al imperio y a sus aliados de la oposición que, según sus palabras, son unos apátridas y traidores.

En el paso de asignar responsabilidades, el máximo exponente de este nuevo liderazgo -J. Waidó- responsable de este proceso de cambio, con ese innovador estilo de aplicar el “Liderazgo Distributivo”, ha sabido asignar y delegar responsabilidades a los comités regionales de apoyo. Estrategia que ha traído como consecuencia un éxito total en todas sus actuaciones, que por lo demás han sido más que fructuosas. Tanto los comités, así como las otras comisiones que están jerárquicamente por debajo de ellos han tenido una actuación muy exitosa. Cada día se adhieren más personas de diferentes estratos sociales sedientos que ocurra el cambio social.econónimo-político deseado en la Nación.

Los resultados parciales obtenidos hasta la fecha, son unos indicadores que se está conduciendo el cambio por un buen camino y, que más temprano que tarde se conseguirá llegar al puerto seguro de la nueva Venezuela democrática y libre que la gran mayoría de la población está reclamando.

La estrategia -entendiéndose como tal, el resultado exitoso con el entorno- ha sido más que satisfactoria. El solo hecho de contar irrestrictamente con el apoyo de países del primer mundo, encabezado por USA, Francia, Alemania, la Unión Europea, el Grupo de Lima y cincuenta países más, ratifican que la aplicación del Liderazgo Distributivo ha alcanzado un nivel de participación triunfante logrado a través de un trabajo colaborativo de los equipos humanos de trabajo.

Es importante señalar que han sido tan triunfadoras las estrategias hasta ahora implementadas y ejecutadas, que cada día más, este narco-régimen está aislado y acorralado y con menos relaciones diplomáticas y comerciales con países de esta aldea planetaria.

Otra realidad significativa se aprecia en el éxito de la estrategia, es que muchos países de este continente y de otros; que tradicionalmente eran aliados de este régimen lo han dejado de hacer. Esta situación se puede observar fehacientemente en los resultados recientes de cualquier proceso eleccionario de importantes organismos, instituciones y gremios internacionales.

De igual manera las sanciones financieras y económicas impuestas -no al pueblo venezolano-, sino a este régimen, es debido a que las estrategias de cambio que este nuevo liderazgo venezolano quiere imponer en el país, son las necesarias e indispensables. Se está yendo por un buen camino.

El quinto y último paso de este proceso de cambio, como es la coordinación y dirección de lo planificado, se ha venido cumpliendo como se ha programado desde el inicio.

Por supuesto que en cualquier organización, la ejecución e implementación de un nuevo proyecto tiene sus altos y bajos; pero con una buena coordinación -las desviaciones- son inmediatamente controlables, como ha ocurrido recientemente con los acontecimientos nacionales.

Además efectuar y llevar a cabo un proceso de cambio social-politico-económico de un país, no es nada sencillo. Es una tarea ardua y muy compleja, que requiere de una dedicación exclusiva a dicha gestión, durante las veinticuatro horas del día y los doce meses del año.

El cambio más difícil de llevar a cabo en cualquier organización y más aún de un país es: ¡EL CAMBIO ACTITUDINAL!. El cambio deseado tiene que ser soportado por un proceso integral de re-aprendizaje global en todos los estratos de la sociedad venezolana. Este régimen también ha causado una total destrucción del comportamiento inteligente y social que tenía el venezolano.

Gracias al modelo conductual de los máximos líderes de este régimen se han perdido los principios y valores morales y de las buenas costumbres en el comportamiento del venezolano. Recobrar el anterior estilo actitudinal es lo más difícil de encontrar a corto y mediano plazo. ¡PERO NO ES IMPOSIBLE!

Por: Chichí Páez

Compartir

Se el primero en comentar

+ 71 = 81

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com