jueves, 23 de mayo del 2019

La Caimana

3:47 pm
129
0
Compartir
Mis hijos crecieron con un libro de Ekaré en las manos. Y seguramente los de usted también.Surgida en Caracas en 1978, es la editorial más emblemática en el campo de la literatura infantil y juvenil en Venezuela, y toma su nombre de la lengua pemón, en la que significa narración nueva o verdadera. 
Poco a poco se ha ido consolidando internacionalmente a través de Ekaré Chile y de Ekaré Europa, haciéndose acreedora en 2016 al Premio BOP como Mejor Editorial Infantil del Año, al tiempo que el jurado destacaba que su trabajo había establecido “un puente entre la vieja Europa y el Nuevo Mundo”.
Su catálogo 2019 da cuenta de unos doscientos títulos, enriquecidos ahora por una historia que mana de la pluma de María Eugenia Manrique: La Caimana. 
“El día que Faoro se encontró aquel bebé caimán lo acarició suavemente y lo metió en el bolsillo de su camisa. Fue el comienzo de una historia, y de una gran amistad, que todavía hoy se recuerda en las orillas del río Apure”, reza la invitación que circula convocando a la presentación del libro en Madrid.
Celebro el advenimiento de esta obra por muy diversas razones. La primera de ellas tiene que ver con el mutuo enriquecimiento entre los pueblos. Este libro habla de nuestra gente y nuestros llanos, proyectando parte de nuestra idiosincrasia en Europa, y concretamente en la cuna de nuestra lengua: España.
En segundo lugar, me entusiasma que se haya optado por la publicación esta historia, que habla de los vínculos que pueden establecerse entre dos especies, y que pone en luz la noble naturaleza que compartimos todos los seres vivos cuando los lazos se fortalecen alentados por el respeto, la gratitud y el afecto recíprocos. Al respecto, la escritora Mónica Montañés, quien será la responsable de presentar la obra el próximo sábado 16, afirma: “desmiente la creencia absurda de que los animales no son capaces de amar. Tiene hasta su mensaje ecológico sin dejar de ser muy divertido”.
Aplaudo, por otra parte, que la presentación en Madrid de este libro tenga lugar en Cesta República, cuyo equipo adelanta desde hace más de dos años una encomiable e intensa difusión de los valores venezolanos vinculados a la cultura, lo que le ha valido el título de embajada sentimental de Venezuela en la capital madrileña.
Pero, sobre todo, me encanta que las personas tengan oportunidad de acceder a las memorias de María Eugenia Manrique, en quien convergen una formación y una sensibilidad únicas, acrisoladas durante el tiempo que vivió en Asia desarrollándose como artista plástico y calígrafa.
“Puedo ahora ofrecerles este recuerdo de infancia que habita en mi corazón, junto a los paisajes de los llanos venezolanos, tierras de mi madre”,afirma María Eugenia, quien hace las veces de narradora, mientras que las imágenes (hermosas) son de Ramón París, venezolano radicado en Barcelona desde 2003 que, si bien es comunicador social, se ha destacado por su trabajo en el campo de la ilustración y la animación, figurando en la lista del International Board on Books for Young People.
En la presentación madrileña de La Caimana confluyen los esfuerzos de un equipo empeñado en proyectar con toda su riqueza una historia que, aunque narrada desde la experiencia personal de María Eugenia, forma parte también del imaginario colectivo. Una historia que, en opinión de Mónica Montañés, es “de esas que parecen increíbles o inventadas, pero que en Venezuela pasan como algo normal”.
Es de esperar que el público acoja con cariño una obra que ha sido preparada con tanto esmero, sobre todo cuando se presente en la Feria de Bolonia en junio próximo.
Por: Linda D´Ambrosio
Compartir

Se el primero en comentar

+ 17 = 25

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com