domingo, 08 de diciembre del 2019

Otro mes perdido

6:24 pm
221
0

Mientras los días de hambre y miseria en Venezuela transcurren interminables, la trampa del falso diálogo en Noruega causa más encono y frustración, pues continúa el castrocomunismo saqueando y destruyendo la nación. Para ello forza la emigración masiva de la población que al disminuir más fácil domina a punta de fusil y hambre. Con el objetivo de la expoliación total del país, la posesión del territorio nacional y la dominación esclavista de la población, sirven a sus planes de desestabilización continental y mundial. Bajo este yugo, cada día que pasa resulta en graves consecuencias para todos los venezolanos, sea que protesten o no. La tiranía se ejerce férreamente a dos manos desde La Habana y Caracas, y en línea con Moscú y Teherán, lo que muchos no entienden o no quieren entender, explicándose la dificultad nacional e internacional para enfrentarlos y neutralizarlos. De hecho, con 60 años de tiranía castrocomunista en Cuba, sus agentes tienen gran experiencia en eso de subvertir y acabar la democracia y libertad en todos los países donde han actuado y actúan. Así en Venezuela asisten la permanencia eterna en el poder del régimen usurpador contra la voluntad del pueblo, desconociendo y violando la Constitución, el Estado de Derecho y los derechos humanos.

Recordando que el mundo gira y el progreso de la mayoría de naciones libres no para, las noticias internacionales corroboran el total contraste con la debacle de Venezuela. Como esa de la expansión vertiginosa de la aviación comercial en China, un país comunista (CNN 15/05/19): “En el espacio de apenas más de una década, China se ha transformado de una nación donde pocos habían experimentado los viajes aéreos a una donde millones de sus ciudadanos vuelan no solo a través de su vasto territorio, sino a destinos en todo el mundo.” (…) “Se dice que el nuevo Aeropuerto Internacional de Pekín Daxing tiene la terminal única más grande del mundo y está diseñado para manejar más de 100 millones de pasajeros anualmente”. Ciertamente mayo 2019 fue otro mes perdido a la causa libertaria. Venezuela hambrienta, sin luz, sin agua, sin gasolina y sin liderazgo efectivo, no va nada bien. En adelante o nos enfocamos en restaurar la libertad y democracia sin detener el avance, o sigue la tragedia venezolana indefinidamente.
Por: Pedro Piñate

Se el primero en comentar

3 + = 4

WhatsApp chat