jueves, 23 de enero del 2020

¿Por qué el morado es el color de la Cuaresma y destaca en la Semana Santa?

11:30 am
320
0

El color morado propio de la Cuaresma no es un ícono electo por moda, gusto o por tendencia; su significado, que ha trascendido por siglos, está relacionado con la vestimenta de Jesús, a quien le pusieron una túnica de ese color como burla “por ser el rey de los judíos”, y nos recuerda que son 40 días de reflexión, penitencia y conversión espiritual.

Durante la época de Cristo, el púrpura fue un color relacionado con la realeza;  para ratificar esto, en el libro del Éxodo puede apreciarse que a Moisés lo envían a hacer un tabernáculo “con diez cortinas de lino fino torcido y tela azul, púrpura y escarlata” (EX 26:1).

Por otra parte, en el segundo libro de las Crónicas, el Rey Salomón manda a decorar el templo de Jerusalén con telas color púrpura.

El morado es mucho más que penitencia o luto, y no es únicamente el color que empleamos durante la procesión del Nazareno. Identifica toda la Cuaresma y nos invita -como especie de recordatorio- a enfrentar nuestros propios pecados, prepararnos espiritualmente y ayudar al prójimo, con la finalidad de acercarnos más a Dios.

Los únicos días en los que se cambia el color morado, y es sustituido por el rojo son el Domingo de Ramos y el Viernes Santo, porque simbolizan la sangre de los mártires y la fuerza del Espíritu Santo, según reseña Aleteia. // Agencias

Síguenos en las redes sociales

Se el primero en comentar

77 + = 87

WhatsApp chat