sábado, 08 de agosto del 2020

Educadores: “Quienes ejercemos la docencia lo hacemos por vocación, no por incentivo”

7:00 pm
0

A propósito de celebrarse el Día del Educador, este 15 de enero, los maestros venezolanos han tenido que sortear una serie de dificultades en los últimos años, cuando la economía en el país ha registrado su mayor debacle en medio de una hiperinflación que ha afectado a la mayoría de la población. Aunque deberían ser los profesionales mejor pagados por ser los que forman el futuro de Venezuela, la realidad es completamente distinta.

 

Briceida Brito, quien ejerce como docente en el Grupo Escolar República del Uruguay, narró lo difícil que ha sido poder ejercer esta profesión en la actualidad, en vista de los bajos sueldos que perciben que tal como lo afirmó, apenas alcanza para los gastos del pasaje.

“Quien está actualmente ejerciendo en la docencia es por vocación porque quiere y aprecia su profesión, pero en realidad lo que ganamos eso no nos alcanza para mucho, apenas para cubrir parte del pasaje, que muchas veces no tenemos cómo trasladarnos hasta nuestros puestos de trabajo y aun así una hace un esfuerzo de llegar a la institución con una sonrisa”, comentó Brito.

Briceida Brito educadora //Foto: Eduard Freites

 

Lea también: “Los educadores no tenemos nada que celebrar este 15 de enero”

La maestra agregó que a diario debe cancelar 52 mil bolívares para ir y regresar a su casa, porque debe tomar cuatro carros para movilizarse, por lo que generalmente camina un largo trayecto desde Tipuro hasta la avenida Alirio Ugarte Pelayo. Con su chaqueta recorre un tramo aproximado de cinco kilómetros desde la avenida hasta su residencia y para llegar temprano al trabajo debe levantarse a las cuatro y media de la mañana.

“Lo que ganamos quincenalmente son 200 mil bolívares, por eso los maestros hemos tenido que optar por hacer otras actividades y tener ingresos extras, en mi caso doy tareas dirigidas o asesorar a los estudiantes en sus trabajos, matar tigre para poder sobrevivir. Hay docentes que tienen que vender algunas cosas porque de verdad lo que uno gana eso no cubre las necesidades. Es muy difícil trabajar en estas circunstancias tan adversas”, agrega la educadora.

A pesar de toda esta situación, confía en que todo esto pueda cambiar pronto y que todos los venezolanos sean más unidos. En su día, asegura que no celebrará sino que lo pasará en su casa pues no hay a su juicio, ninguna razón para celebrar.

Roseilis Peinado maestra //Foto: Eduard Freites

Asimismo, Roseilis Peinado quien se desempeña en la docencia desde hace 17 años, señala que su trabajo aunque es uno de los más admirables, son muy mal pagados y al igual que la profesora Briceida debe buscar otras fuentes de ingreso como vender café artesanal en algunos negocios y también concentrados de fruta, pues con su sueldo es imposible poder mantener a su familia.

“Para conseguir efectivo cuando puedo voy al banco y saco lo que estén dando y eso es únicamente para pasaje y trato de ahorrar lo más que pueda. Uno sale y ni un caramelo se puede comprar porque cómo. Hay profesores suplentes que ni siquiera les pagan y aun así viene a dar clases, eso es tener amor por su profesión”, indicó Peinado.

En medio de todo este panorama tan adverso, añade que muchas veces se ha preguntado si dejar la profesión, pues “ir por un pasaje no vale la pena y además el desgaste de los zapatos, que con lo que uno gana cómo hace para comprar calzado”. // Por Jefferson Civira //Foto: Eduard Freites

 

Únete a nuestras redes: 

Whatsapp https://chat.whatsapp.com/C921iXjBrpBLm4x7Xw4u47

Facebook https://facebook.com/elperiodicodemonagas/

Instagram https://instagram.com/elperiodicodemonagas/

Twitter https://twitter.com/elPeriodicoDM

Telegram https://t.me/Elperiodicodemonagas

Se el primero en comentar

1 + 7 =

WhatsApp chat