viernes, 22 de noviembre del 2019

Salvar los árboles

2:13 pm
121
0

Al Gore alerta que se están emitiendo más de 140 millones de toneladas de gases polutores diarios que refuerzan el calentamiento global. Plantea que “hasta ahora la mejor tecnología disponible para absorber dióxido de carbono es muy sencilla, es un árbol”. Pide prestar la máxima atención al tema de la forestación, y de la protección a los bosques actuales.

Hay actualmente una ola de incendios de bosques, impulsada por varios componentes del calentamiento global. El aumento de la temperatura, la mayor sequedad atmosférica, la reducción de lluvias, y los vientos fuertes elevan las posibilidades de su combustibilidad.

California, es un vívido ejemplo. Posee grandes extensiones de bosques. El calentamiento los está convirtiendo en “explosivos”. Generan incendios, muy difíciles de extinguir, ante incidentes menores, como el desprendimiento de chispas del tendido eléctrico. Uno de ellos destruyó hace poco un pueblo, Pasadena, causando más de 80 víctimas, y numerosos heridos. En estos días hay otros, que están afectando al Condado de Sonoma, ubicado en el Napa Valley. El fuego ha arrasado con 12.000 hectáreas boscosas, y llevado a la evacuación obligatoria de 180.00 personas. Destruyó 77 estructuras y 31 edificios residenciales. La acción de 3 mil bomberos sólo logró contenerlo en un 10%. Se anticipa que recrudecerá próximamente.

Las empresas proveedoras de electricidad han optado por una estrategia muy especial para evitar que puedan ser demandadas porque chispas de sus cables, generen incendios, en la situación de alta vulnerabilidad de los bosques. Cuando los pronósticos señalan más calor, sequedad, pocas lluvias y vientos, cortan la provisión de energía eléctrica. Explica el CEO de la mayor de dichas empresas, PG&E, “El riesgo de incendios ha crecido exponencialmente en los últimos años”.

Como sucede con otros impactos del cambio climático, los más perjudicados son las personas de menores recursos, que no pueden comprar generadores u otras fuentes de energía.

En la próspera California se está mostrando la peligrosidad del cambio climático. No hay intervención humana en la generación de los incendios en gran escala, y las organizaciones públicas y empresariales están volcadas en su prevención y contención.

Pero diferente es la situación en el Amazonas. Ella ha concitado un gran movimiento mundial de protesta. Es una zona vital para el planeta. Contiene el 40% de los bosques tropicales del universo, y del 10 al 15% de su biodiversidad. La deforestación en el “pulmón del planeta”, puede causar efectos gravísimos para el mundo en su conjunto. Puede significar la extinción de decenas de miles de especies, cambiar los patrones climáticos de toda América del Sur, y lanzar a la atmósfera decenas de billones de toneladas de dióxido de carbono, que los árboles están absorbiendo empeorando el calentamiento global.

La revista The Economist denuncia editorialmente que allí la política pública la está propulsando. Dice que “desde que se inició la Presidencia de Bolsonaro, el Amazonas perdió 4.300 km. de bosques, 2 Manhattan por semana”. El Gobierno alentó los incendios, para favorecer intereses agrícolas y ganaderos. Los países europeos han reclamado enérgicamente, y algunas ONGs proponen hacer una demanda por “ecocidio” ante el Tribunal criminal de La Haya.

Ya la Biblia exige que los árboles deben protegerse al máximo. Debe ser un tema central de la lucha por defender “la naturaleza, nuestra casa común”, como la llama el Papa Francisco. //BERNARDO KLIKSBERG

Para más información únete a nuestras redes: 

Whatsapp https://chat.whatsapp.com/invite/IVUfaW4uO9SC2IHu4PmHRm

Facebook.COM https://facebook.com/elperiodicodemonagas/

Instagram.com https://instagram.com/elperiodicodemonagas/

Twitter.com https://twitter.com/elPeriodicoDM

Telegram https://t.me/Elperiodicodemonagas


Se el primero en comentar

+ 79 = 87

WhatsApp chat