viernes, 03 de julio del 2020

Vivre ensemble

11:33 am
0

A los guerreristas de lado y lado: la solución es Política

 

Mientras el “Fortune” se acercaba a la costa venezolana, Carlos Peñaloza, comandante general del Ejército que fue de Carlos Andrés Pérez, twiteaba empijamado desde Miami: “TANQUEROS IRANIES EEUU los dejará pasar a la zona contigua y los detendrán al borde del mar territorial a 12 millas de aguas interiores donde serán interceptados. Si no obedecen vienen disparos de cañón de disuasión, sobre la proa. Esto puede ocurrir mañana dando inicio a la crisis”. Supongo que con tanta precisión más de uno no durmió replanchando su pancarta “Welcome to Venezuela” mientras esperaban que a la plomentazón siguiera el desembarco por el cual claman tanto.

Mientras disfruto de un hermoso amanecer en las sabanas de Monagas recuerdo un comentario que me hizo, algún día de 1994,  Doña Blanca en La Ahumada mientras esperaba junto a mi buen amigo Pedro Segundo Blanco que el Presidente Pérez nos recibiera: “Yo le dije a Carlos Andrés que tenía que botar a todos los del alto mando militar porque todos estaban metidos en el golpe” refiriéndose a la chapucera intentona de Chávez y a lo que nada hicieron los generales de ese entonces para anticiparse, en primera fila Carlos Peñaloza que puso en manos de los sobradamente denunciados tenientes coroneles que irrumpieron el 4F a batallones de elite.

Como Peñaloza son muchos, la mayoría desde afuera, que alientan una salida de fuerza para Venezuela, seguramente entre otras cosas porque nada arriesgan. También sobran los que atornillados en el poder basan en la fuerza el desconocer el anhelo de millones a una existencia distinta.

Guerreristas de lado y lado cierran los ojos a nuestra tragedia y se empeñan en empujarnos a un abismo del que nadie saldrá ileso ignorando que la gravísima crisis que nos azota solo puede superarse con soluciones Políticas y Políticos, ambos con P mayúscula, y entonces si disponernos a construir una nueva nación.

La semana pasada mi hija Isabel presentó su tesis de grado en Goldsmiths College de University of London. Titulada “Has gendered orientalism played an enduring role in altering liberal governance in the UK and France?” era el último requisito para obtener su BA en Politics and International Relations. La leí con mucha atención deteniéndome un rato para reflexionar en los párrafos en los que analiza la política francesa  “Vivre Ensemble”, expresión que podemos traducir como Vivir Juntos o Viviendo Juntos y que cualquier diccionario galo define como “Cohabitación armoniosa entre individuos o comunidades”.

Me atrevo a afirmar como el catalán Ignacio Pou que de lo que se trata es que nosotros, los venezolanos, estamos “condenados a vivir juntos” o incluso, peor aún, que hemos sido arrojados al infierno de Sartre en el que tres sujetos que se odian son confinados en una habitación sin espejos a mirarse unos a otros durante toda la eternidad.

Así pues que los que decidimos quedarnos aquí, en esta tierra de gracia, o los que no tienen opción distinta a permanecer aquí, debemos entender que hay que vivir juntos y procurar juntos, cohabitando armoniosamente independientemente de nuestra fe y/o convicciones, lo mejor para todos, en paz,  y prestar oídos sordos a aquellos que promueven que sea la fuerza, la violencia y consecuentemente la destrucción y  la muerte las parteras del mañana.

colummnaopinion

Se el primero en comentar

7 + 2 =

WhatsApp chat